domingo, 17 de diciembre de 2017

Yeibib y el pequeño sapo

Corría el arroyo como cada mañana, pero este día lo hacía con un sonido diferente y era por el frío. Hacía mucho frío. Yeibib salió bien abrigado dispuesto a dar un paseo, cuando se encontró al lado del arroyo un pequeño sapo que lo llamaba. Yeibib intento ver que le pasaba, al parecer se había perdido y no encontraba su familia, o al menos es lo que entendió de aquel pequeño sapito. Yeibib lo cogió y lo puso en su zurrón, caminando entre ramas y hojas secas de una mañana de Domingo de niebla. Se dirigieron hacia el final del arroyo viejo donde la mayoría de sapos viven y tienen su aldea. Pero justo a mitad de camino un gran rama caída por la noche anterior a causa del viento impedía el paso. Por suerte había un pequeño elfo anciano que increíblemente quitó la rama de un soplo, Yeibib no daba crédito. Definitivamente el físico no decía la verdad nunca. Como recompensa le dió unos frutos recién recogidos de su zurrón. Yeibib y el sapito en el zurrón continuaron su camino hasta llegar al final del arroyo, donde los demás sapos lo recibieron. El pequeño sapo estaba muy contento de volver a su hogar y estar rodeado de los suyos, a Yeibib lo invitaron a pasar el domingo comiendo algas y néctares del arroyo. Yeibib estaba encantado de probar nuevos sabores y sobretodo ayudar a quienes lo necesitan.
Álvaro Ruiz.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Bisecta, un amor por el insecto

Nació en una tarde de tormenta de primavera, era un hada que hasta entonces no había nacido otra igual. Eran tiempos medievales cuando de pequeña corría por las lindes del campo jugando con los insectos. Cuando se hizo mas mayor comprendió su misión y poderes como hada, no solo entretenía a los insectos. Servia y protegía a cada uno de ellos, proporcionando comida y agua en épocas de sequía. Cuidando hormigueros de noches de viento o de humanos asustadizos ante avispas. Ella siempre estaba allí, su aspecto era humano salvo la parte trasera de su cuerpo la textura era similar a las halas de una oruga. Un buen día se dispuso a comprobar la situación de los insectos de su zona, miraba por si alguien necesitaba su ayuda pero no encontró quién. Aburrida se sentó en una rama de un viejo almendro contemplando a lo lejos una población humana. De repente llegó una polilla, quería hablar. La pobre era demasiado adicta a la luz y ya le había pasado factura mas de una vez, al rato llegó una abeja la cual tenia la tentación de picar a humanos sin que ella quisiese, pero le gustaba. Al rato se acercó también un moscardón adicto a los restos de animales. Todos ellos hablaron con ella y Bisecta les ayudo en cada uno de sus problemas, Y así fue día tras día en el viejo almendro, insectos iban a pedir ayuda  a cambio de nada. Simplemente era un hada, con la misión de proteger al insecto, uno de los animales más vulnerables y diminutos pero a la vez libre.
Continuará, de la nueva serie"Bisecta"
Álvaro Ruiz.

jueves, 3 de octubre de 2013

Mulencio y el elfo de las setas

Mulencio terminó de comer, su mujer terminaba de fregar mientras el recogía las migas y limpiaba el mantel. Los niños dormían la siesta mientras veían una serie aburrida, Mulencio quería dar un paseo por el bosque pero había unas nubes terriblemente feas. Espero hasta las 17:00 de la tarde, pero no caía ni una gota, estaba seguro que quería salir. Cogío su paraguas y su gabardina verde botella y salio en busca de setas, como muchas tardes. Al salir por la puerta cayeron las primeras gotas de lluvia, eran pocas. Al llegar al bosque una marea fría le azotaba en la cara al igual que el ruidoso sonido de los arboles. Las nubes oscurecían cada vez mas, las gotas pasaron a ser un chaparrón. Mulencio cogió un palo del suelo y escarbo entre los matorrales, había buena cosecha de setas. Cuando ya llevaba casi media cesta llena encuentra debajo de una seta a un ser dormido, Mulencio lo despierta con el palo. El elfo se presenta, Mulencio piensa que esta delirando pero se da cuenta de que es real al tocarlo. El elfo le llegaba a su rodilla, este le pregunto ¿Quieres setas? entonces ven por aquí... CONTINUARÁ. Álvaro Ruiz.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Tarde de Lluvia

Son las 19:46 y lleva todo el día el cielo encapotado y lloviendo, no seme ocurre una historia mejor que esta...

Era casi las 20:00 de la tarde y María observaba como seguía lloviendo, terminó los deberes pronto con idea de poder salir con sus amigos al callejón. Su madre la preparó chocolate con pan, en todo momento estaba en la ventana, nostálgica y triste. ``Odio la lluvia´´ decía, miraba una maceta vieja la cual se movía, de la tierra de la maceta salió un ser extraño un elfo mojado y sucio. Dió tres golpes a la ventana, María no daba crédito a lo que veía cojió y abrió. El elfo la dijo, ``No te enfades, la lluvia no es aburrida´´ entonces los dos hablaron y comieron chocolate con pan mirando las cigueñas y las golondrinas esconderse de la lluvia, el Elfo de la lluvia como le llamó Maria la dijo ``Solo aparezco cuándo llueve, como otros muchos´´
Álvaro Ruiz.

jueves, 15 de agosto de 2013

Oñoto

El Hada Oñoto esperaba los ultimos minutos del verano para poder salir de su escondrijo y respirar el primer segundo de Otoño. Lo primero que hizo fue ir a ver el Hada de Verano, la felicitó por las buenas cosechas y los buenos momentos. El hada del verano se refugió hasta el año que viene, Oñoto esta feliz observaba como las primeras hojas secas caían al suelo. El atardecer era rojizo como las primeras hojas del suelo. Los grillos salieron para anunciar las frescas noches de Otoño, los conejos corrían y los escorpiones se guardaban por el frió. El Otoño habia comenzado, Oñoto se sento para observar la puesta de sol cuando varias nubes se opusieron y empezaron a tronar. El Otoño habia comenzado, Oñoto dijo en alto... Feliz mes de Septiembre, mes de primerizos, Feliz mes de Octubre, mes de Halloween y Santos, Feliz mes de
Noviembre, mes de la música y acción de gracias,Feliz mes de diciembre, mes de Despedida y Felicidad. Álvaro Ruiz.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El sueño de los 3 gnomos

Estaban cansados de vivir debajo de una hoja, un buen día Tyt salió fuera y contemplo el paisaje un pueblecito despertaba en una bella mañana de Domingo. Tyt empezó a dormir era demasiado pronto sus hermanos Yot y Oyt también dormían  Yot era el que tenía el sueño profundo no despertaba para nada sin embargo Oyt la daba igual. Pero Tyt tenia un sueño muy ligero un ruido estremecedor le despertó  Salió de la hoja y no podía imaginar lo que estaba viendo, unos grandes edificios grises y azules despedían el bello Domingo los 3 hermanos despertaron y bajaron del árbol antes de que 4 hombre fuertes lo cortaran. Había carteles en un idioma muy raro pude leer: ``24h de copas´´ o ``BINGO´´ estábamos rodeados de luces y bombillas. Decidimos irnos a dormir al despertar por un ruido estremecedor me levanté  contemplé un pueblo que saludaba la mañana de Lunes este era bonito y agradable. Los 3 empezaron a trabajar era Lunes... Álvaro Ruiz.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Tarma y la fuente

Tarma era una joven que vivia en un gran palacio, un buén dia se dirigió a una fente dónde habitaban dos pájaros un macho y una hembra. Tarma miró y la pobre pájara protegia sus huevos de el mal de ella. Tarma cojió los huevos y los metió en el agua mástarde los sacó y los secó con sutunica hasta quedar secos. Al terminar se los metió en el puño de la mano y los estrujó hasta un resplandor salió de su mano. Dos pájaros de cristal que brillaban en la noche la madre falleció y se convertió en gotas de agua. ``Esta es la nueva vida´´ dija Tarma mientras dormía en la fuente... Álvaro Ruiz.